Soportes y Resistencias

“Muchos de los fracasos vitales son de gente que no se dieron cuenta lo cerca que estaban del éxito cuando se rindieron.” Thomas A. Edison

Bien, ahora que ha quedado claro como se mueve el mercado, es hora de pasar al siguiente tema. Los soportes y las resistencias.

Son los puntos de la tendencia donde el precio deja el movimiento que le precede para hacer un cambio de sentido. Dicho más técnicamente, son las zonas en donde las fuerzas de compradores y vendedores se imponen los unos a los otros. Son zonas muy importantes, ya que nos definirán dónde deberíamos entrar en el mercado, dónde colocaríamos nuestras órdenes de Stop Loss, así como cuál será nuestro Take Profit u objetivo.

Para identificar con mayor claridad los soportes y resistencias trazaremos líneas horizontales.

Cuántas líneas, verdad? Vaya lío hemos montado…. Tranquilos, es más sencillo de lo que parece. Vayamos paso por paso.

Diferencia entre soporte y resistencia

Cada vez que el precio va subiendo (fuerza compradora) y se produce un cambio de dirección importante (mayor fuerza vendedora) diremos que hay una resistencia.

Por el contrario cuando el precio está bajando (fuerza vendedora), se para y comienza a subir (mayor fuerza compradora) diremos que hay un soporte.

Soportes y resistencias

Si sois observadores, os habréis fijado que tanto soportes y resistencias coinciden, es decir, lo que una vez fue soporte pasó a ser resistencia, y lo que una vez fue resistencia pasó a ser soporte.

“Resistencia pasada, soporte futuro”

“Soporte pasado, resistencia futura”

Soporte

Vemos como el precio se va parando en una zona donde los compradores vuelven a ejercer su fuerza y no dejan que el precio baje de ahí. Este gráfico sería un ejemplo de…..? Muy bien, de soporte.

Resistencia

En este ejemplo, vemos que funciona al revés, es decir, que los compradores intentan subir el precio, pero que los vendedores empiezan a ejercer su fuerza y vuelven a hacer caer el precio.

Recordemos lo que hemos dicho con la definición, se trata de zonas, es decir que no ha de ser un precio determinado donde se produzca el soporte o la resistencia. En el ejemplo de la resistencia, vemos como el precio toca y pasa un poco la resistencia o bien casi llega. El motivo es muy sencillo, recordáis lo que dijimos anteriormente? “Soporte pasado, resistencia futura – Resistencia pasada, soporte futuro”

Soporte pasado, resistencia futura

Si tiramos atrás en el gráfico, observaremos que el soporte fue anteriormente una resistencia.

Resistencia pasada, soporte futuro

Si nos fijamos en las fechas de debajo del gráfico, vemos que la primera resistencia ocurrió en Agosto y que no se dio el soporte hasta Julio del siguiente año. Hemos de tener en consideración que puede pasar mucho tiempo, incluso años, para que se vuelva a repetir una zona importante. Los soportes y resistencias, son zonas que siempre, siempre se repiten. Cuanto más difícil de romper un soporte o resistencia, es decir, cuantas más veces el precio rebota en esa zona, más importante será su rompimiento, no por ello hemos de subestimar los que se atraviesen fácilmente.

Sabemos ver la diferencia entre soportes y resistencias? Bien, vayamos ahora a ¿Cómo operar un soporte y una resistencia?

Tanto para operar cuando el precio haya roto una zona actual de resistencia o de soporte se seguirían los mismos pasos, únicamente que uno es ir largos (esperamos que el precio vaya a subir después de superar una resistencia) o bien ir cortos (esperamos que el precio vaya a bajar después de superar un soporte).

En la siguiente imagen vemos claramente cómo una antigua resistencia se transformó en un soporte futuro.

Para poder operar deberemos esperar que el precio atraviese la zona de soporte/resistencia. En el caso que nos atañe, deberemos que el precio cruce al alza la resistencia.

Aquí vemos que el precio está intentando atravesar la resistencia. Siempre se recomienda tener paciencia y no precipitarse y NO atacar el precio cuando haya atravesado la zona.

Lo mejor es, tal y como vemos en la siguiente imagen, esperar que el precio vuelva a retestear la zona realizando un pullback/throwback.

Una vez que el precio haya retesteado la zona es buen momento para entrar.

En este ejemplo hemos explicado cómo entrar después de que el precio superase una resistencia.

En el caso de resistencia, colocaríamos nuestro stop-loss por debajo de dicha resistencia, y en caso de soporte, lo pondríamos por encima del soporte. En ambas operaciones lo estableceríamos lo suficiente alejado para que el precio no nos sacase del mercado, siempre teniendo en cuenta el riesgo que podamos asumir y tengamos asignado a nuestra estrategia.

< Anterior                   Siguiente >

 

Redes sociales