Tendencias

“Nunca andes por el camino trazado, pues te conducirá únicamente hacia donde los otros fueron.” (Graham Bell)

Voy a intentar dar una explicación lo más sencilla posible. A medida que vayamos avanzando iremos introduciendo más conceptos.

En primer lugar tenemos que tener claro una cosa: El mercado se mueve por tendencias. Es decir, que el precio siempre se está moviendo.

Existen tres tipos de tendencias: Tendencia alcista, tendencia bajista y tendencia lateral.

Tendencia alcista:

El movimiento del precio es ascendente.

Tendencia bajista:

El movimiento del precio es descendente.

Tendencia lateral:

El precio se mueve de manera horizontal.

Fácil verdad?

Ya tenemos claro que existen tres tendencias principales, la que refleja el precio subiendo y todo el mundo se apunta al carro. La que baja y a todo el mundo le entra el pánico. Y por último, la de indecisión, que es mejor no estar posicionados.

Ahora bien, hemos de tener en consideración que las tendencias no son líneas rectas, sino que que el precio se va moviendo en zig-zag, formando picos o máximos y valles o mínimos. Estos picos  y valles son los que utilizaremos para determinar los soportes y las resistencias.

Comprobamos como en la siguiente gráfica el precio coge una tendencia alcista, para después iniciar una tendencia bajista y finalmente un movimiento lateral.

Movimiento del precio

Ahora que ya empezamos a tener los conceptos claros, y como no siempre las tendencias están bien definidas, vayamos a explicar como dibujar o trazar una tendencia.

Empecemos:

Para las tendencias alcistas, trazaremos una línea (la llamaremos directriz alcista o línea de tendencia alcista) que nos una los mínimos más relevantes:

Tendencia alcista

Como podemos ver al trazar la línea, definiremos la tendencia alcista como la sucesión de mínimos cada vez más altos.

Al revés lo haremos para las tendencias bajista, trazaremos una línea (la llamaremos directriz bajista o línea de tendencia bajista) que nos una los máximos más relevantes:

Tendencia bajista

En este caso, llamaremos tendencia bajista a la sucesión de máximos más bajos.

Por último, para definir una tendencia lateral, trazaremos una línea con los máximos más relevantes y otra con los mínimos más relevantes.

Tendencia lateral

Definiremos la tendencia lateral dónde los máximos se encuentran a la misma altura y los mínimos también. Recordemos en este caso, que no han de ser exactos al 100%.

A estas alturas ya estarás pensando que esto del trading está tirado, compro cuando empieza la tendencia alcista y vendo cuando empieza la tendencia bajista y si veo que el precio no tiene una tendencia definida (lo que denominamos tendencia lateral) pues no cogemos ninguna posición.

Así que ya sabiendo esto, vamos a echarle huevos y al toro (o al oso). Abramos una cuenta en un broker, depositemos todos nuestros ahorros y a comprar y vender, que nos vamos a forrar…..

El único inconveniente que le veo es que, si hacemos esto, en menos de una hora habremos perdido todo, SÍ, TODO NUESTRO DINERO.

Pues bien, comprar cuando empieza la tendencia no es bien sencillo, ya que no es posible asegurarnos de buenas a primeras cuando empieza una tendencia. Lo bueno sería comprar una vez la tendencia ya ha empezado y vender una vez que la tendencia ya ha revertido.

¿Cómo operar las tendencias?

Un ejemplo ideal para operar una tendencia alcista sería el reflejado en el gráfico siguiente.

Tendencia alcista

Abriríamos una posición en largo (comprar/buy) en el tercer punto de contacto de la línea de tendencia coincide con la rotura de la tendencia anterior y cerraríamos la posición cuando el precio ha roto la línea de tendencia alcista.

Para operar una tendencia bajista sería el reflejado en el gráfico siguiente.

Tendencia bajista

Abriríamos una posición en corto (vender/sell) después de la rotura de la tendencia anterior y cerraríamos la posición cuando el precio ha roto la línea de tendencia bajista.

Un movimiento lateral, aunque se puede operar, es mejor no operarlo, y no estar posicionado. No existe ninguna obligatoriedad de estar siempre con operaciones abiertas. En momentos de indecisión, lo mejor es esperar a ver lo que hace el mercado. Aunque para los más osados o los que quieran aprovechar estos movimientos del mercado para sacar un poco de rendimiento:

Tendencia lateral

Únicamente hay que tomar posiciones largas cuando el precio rebota en el suelo y posiciones cortas después de los rebotes en los techos.

Pero vuelvo a repetir, en momentos de tendencias laterales, lo mejor es no posicionarse y esperar a ver que hace el mercado. Por el momento bien?

Siguiente >

 

Redes sociales